Historia de la Firma

Hernández Contreras & Herrera

Nuestra firma fue fundada el 21 de abril de 1992 por Carlos Hernández Contreras y César Herrera Díaz, quienes durante los años 1985-1990 fueron compañeros de estudios en la Escuela de Derecho de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, conocida como “La UNPHU.”

Antes de fundar la firma, Carlos Hernández laboró de 1989 a 1992, en el despacho de su padre, el Dr. Lupo Hernández Rueda, con quien se formó en el área de su principal especialidad, el Derecho Laboral, y posteriormente ha ido también especializándose en Derecho de la Seguridad Social. Por su parte, César Herrera recibió su formación en Derecho Internacional, prestando servicios en la División de Estudios Internacionales (Consultoría Jurídica) del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, mejor conocida como “La Cancillería,” y posteriormente ha ido formándose y especializándose en Arbitraje Internacional.

Durante casi un cuarto de siglo, la firma ha brindado servicios legales en prácticamente todas las áreas del derecho. Carlos Hernández ha tenido una destacada trayectoria en las áreas del Derecho Laboral y la Seguridad Social, mientras que César Herrera ha desarrollado un amplio ejercicio profesional en Derecho Internacional del Comercio, en Arbitraje comercial y en negociación de tratados y convenios internacionales.

A estos dos socios fundadores se han sumado abogados asociados que han permitido a la firma brindar un variado servicio de consultoría legal y representación litigiosa en las más variadas disciplinas del derecho, tales como Derecho Comercial, Derecho Civil, Derecho de Familia, Derecho Inmobiliario, Derecho Procesal Civil, Derecho Penal y Procesal Penal, entre otros.

El bufete ha tenido también una destacada participación en los procesos de reformas a las leyes laborales del país, y en la reglamentación e implementación inicial del sistema de Seguridad Social.

Hoy en día, la firma procura fortalecer su posición entre las oficinas de abogados radicadas en la República Dominicana, combinando la consultoría legal a empresas e individuos en sus negocios, junto de la más alta calidad en materia de litigios de todo tipos: Civiles, laborales, inmobiliarios, contencioso-administrativos, penales, etc.